MILK PAINT

Recuperamos de manera sustentable un producto con historia

La pintura ha sido usada desde la antigüedad como decoración y más tarde como protección. La Milk Paint está considerada como la primera pintura de la historia.

Los dibujos y las pinturas de las cuevas más antiguas que se conocen datan de hace más de 8.000 años y fueron realizadas con una simple composición similar a la que hoy recuperamos con PINTALATTE® MILK PAINT®.

Nuestra paleta está compuesta por colores suaves y aterciopelados, asociados a las casas y al mobiliario de los siglos XVII, XVIII y XIX, recuperando el pasado colonial con la elegancia contemporánea.

¡La pintura que es tendencia en EEUU y Europa,
ahora al alcance de tu mano!

PINTALATTE® MILK PAINT® es una pintura natural a base de caseína. Viene en polvo y se reconstituye con agua. Es orgánica y no contiene conservantes. Tiene un aroma a vainilla que perdura por un tiempo una vez seca la pintura. Se aplica en superficies absorbentes, como madera, mampostería, yeso y cartón, entre otras.

Para aplicarla sobre materiales no absorbentes, como vidrio o chapa, recomendamos utilizar una imprimación. Se la puede preparar más densa o más acuosa según el efecto deseado, logrando un poder más o menos cubritivo.

Por todo esto, artesanos, restauradores, ecologistas y pintores eligen cada vez más ésta pintura, renovando la decoración de manera sustentable y comprometidos con el medio ambiente.

Principales Características

  • Ideal para madera. No se cuartea, ni pela, ni decolora.
  • Tiene un acabado suave extra mate, similar a la cáscara de huevo.
  • No contiene sustancias tóxicas en su composición.
  • Al ser en polvo no se seca como las líquidas.
  • Es de muy fácil preparación y aplicación.
  • Puede ser usada para crear gran variedad de efectos y acabados.
  • Permite dejar ver las vetas de la madera si uno la prepara más acuosa.
  • Cada doypack de 240 gramos rinde 3 metros cuadrados.
  • Se limpia rápidamente con agua y jabón blanco.

Paleta de Colores

Ahora tenés 36 colores para transformar tus proyectos con el acabado natural único que te ofrece la PINTALATTE® MILK PAINT® y su aroma a vainilla tan particular.

Recordá que PINTALATTE® MILK PAINT® es una pintura tan versátil que te permite crear tus propios tonos y colores para tus trabajos, simplemente mezclándolos entre sí.

IZAMAL
IZAMAL
SAHARA
SAHARA
LUOPING
LUOPING
INDIANA
INDIANA
PURMAMARCA
PURMAMARCA
VALENCIA
VALENCIA
TOULOUSE
TOULOUSE
PETRA
PETRA
AMSTERDAM
AMSTERDAM
JAIPUR
JAIPUR
COLONIA
COLONIA
LITTLE ROSE
LITTLE ROSE
PROVENZA
PROVENZA
MOSCÚ
MOSCÚ
ROMA
ROMA
VERONA
VERONA
KALAHARI
KALAHARI
BROOKLYN
BROOKLYN
SALENTO
SALENTO
AMAZONAS
AMAZONAS
CUZCO
CUZCO
IRAZÚ
IRAZÚ
TASMANIA
TASMANIA
MAIENFELD
MAIENFELD
CENTRAL PARK
CENTRAL PARK
PHUKET
PHUKET
CÓRCEGA
CÓRCEGA
TSINGY
TSINGY
TOLHUIN
TOLHUIN
CHAOUEN
CHAOUEN
LITTLE BLUE
LITTLE BLUE
ANTÁRTIDA
ANTÁRTIDA
SANTORINI
SANTORINI
BEIJING
BEIJING
BERLÍN
BERLÍN
TOKIO
TOKIO

Preparación y Uso

1. La superficie a pintar debe estar limpia, sana y libre de aceite, grasa, polvo y suciedad para una mejor adherencia. De lo contrario, es posible que la pintura nueva no se adhiera bien y que las capas futuras se desprendan al pintar. Para aplicar sobre madera ya tratada, recomendanos lijar previamente la superficie para generar mordiente, o para un resultado óptico lavala usando removedor en gel.

Para superficies poco absorbentes, te recomendamos el uso de un imprimante.

2. La forma más común de mezclar la pintura es agregando agua al polvo y mezclando. Para prepararla solo necesitás un recipiente, batidor manual y agua. No mezcles todo el contenido del paquete a la vez a menos que sepas que vas a usarlo en su totalidad.

3. Al agregar agua batí enérgicamente durante unos minutos con un mini batidor manual de alambre hasta obtener una consistencia cremosa (como la textura del helado derretido). El secreto FUNDAMENTAL está en el batido. Para aligerarla, si lo necesitás, agregá gradualmente agua en pequeña cantidad hasta alcanzar la consistencia deseada. ¡Ajustá según sea necesario y comenzá a pintar! Revolvé ocasionalmente para mantener la consistencia de la pintura y la uniformidad del color. Si la preparación se espesa demasiado o tiende a secarse, volvé a batir o agregá agua en pequeña cantidad hasta lograr nuevamente la consistencia anterior. Una vez preparada, utilizala en el transcurso del día y descartá el excedente.

Recomendamos utilizar batidor de alambre manual, porque el uso de tenedor no asegura en el batido una mezcla homogénea y en el caso de utilizar batidor eléctrico se puede generar aire en la preparación. Si esto sucede, antes de su aplicación, dejá descansar la pintura y decantar hasta que las burbujas desaparezcan.

4. Tené en cuenta que se debe dejar secar muy bien la pintura entre manos, porque la mínima humedad (que no se visualiza fácilmente) puede arrastrar o levantar la capa de pintura anterior. Para dar una segunda mano, esperá un mínimo de 1 hora. Para lograr una terminación diferente o para una mejor protección e impermeabilización de la superficie pintada, te recomendamos proteger y sellar la pintura con cera, laca o barniz incoloros. De esta manera también prevenís la suciedad y el desgaste.

Al finalizar el trabajo, limpiá las herramientas con abundante agua y jabón de pan.